El efecto del niño y la contaminación de ciudades como Madrid